La identidad de la marca

La Identidad de la Marca

A partir de la revolución industrial (finales del siglo XVIII y principios del XIX), grandes cambios se gestaron en la sociedad occidental, esos mismos podríamos decir, fueron los que generaron lo que hoy conocemos como marketing, publicidad y el diseño. A continuación presento un análisis histórico y reflexivo sobre acontecimientos históricos y su influencia en lo que hoy conocemos como la identidad de la marca.

Así pues, durante este período histórico, producto de la creciente cantidad de innovaciones, se produjeron cambios que modificaron sustancialmente el sistema de producción, pasando del agrícola y artesanal, al industrial. Se generaron grandes inventos, tales como el ferrocarril, el telégrafo, la electricidad y el teléfono. Todos estos acontecimientos abonaron el terreno para que se desarrollaran las primeras grandes industrias y naciera una nueva palabra “capitalismo”, pues muchos de estos grandes industriales al lograr amasar tan grandes sumas de dinero, previeron la necesidad de crear bancos que contribuyeran con el financiamiento de las inversiones y el desarrollo, para de esta forma obtener mayores dividendos y controlar el capital.

Por otra parte, surgieron los primeros movimientos obreros, que lucharon por conseguir mejores condiciones de trabajo y salariales, dichas luchas permitieron que se sesionaran las primeras leyes en materia laboral, los políticos empezaron a darle importancia a esta clase social, pues aunque no poseían capital eran parte importante de la sociedad.

Entre tanto en EEUU, William Procter, fabricante de velas y James Gamble, fabricante de jabones, fueron pioneros del Branding (proceso de marca). Se iniciaron juntos en el negocio en 1837, y durante la guerra civil norteamericana, suministraron a los ejércitos del norte productos básicos como jabón. Los veteranos de la guerra regresaron a sus lugares de origen con una impresión mental duradera de los productos Procter & Gamble.

La Revolución Industrial, igualmente trajo consigo grandes reducciones en los costes de los productos, puesto que con la invención de las máquinas se aumentaba la producción y con el ferrocarril se bajaron los costos de traslado de materias primas y de productos terminados. Inglaterra fue uno de los primeros países en reforzar sus flotas navieras e invadir el mercado internacional, generándose así los primeros pasos del comercio global. La clase trabajadora paulatinamente fue mejorando sus ingresos y condiciones, lo cual generó mayor consumo. Pronto los grandes capitalistas industriales, se dieron cuenta de lo importante de generar en la mente de los consumidores, el posicionamiento de su producto. Las bebidas alcohólicas, por ejemplo, fueron unos de los primeros artículos que ostentaron una marca y se exportaron. En tabernas y bares terminaban los trabajadores después de sus arduas rutinas de trabajo, situación que no pasó desapercibida para los fabricantes de estas bebidas.

El término “marca” (en inglés Brand), proviene de una raíz germánica o escandinava, cuyo significado era “marcar al fuego”, por ejemplo cuando se marcaba a un animal, para identificar su propiedad. Pero también usamos ese término en sentido figurado, cuando hablamos de los atributos de un producto, que dejan una impresión duradera en la mente del consumidor. La identidad de la marca es entonces una serie de atributos que buscan garantizar causar una impresión duradera en la mente de los consumidores, con la finalidad de que esto influya en su decisión de compra.

En la actualidad, el desarrollo de la marca es todo un proceso que se apoya en cinco elementos:

- Posicionamiento
- Historia
- Diseño
- Precio
- Relación con el consumidor

El posicionamiento, consiste en establecer una definición en la mente del consumidor, de aquello que representa una marca y la forma en que esta se compara con las demás. La guerra del mercado se libra en la mente del consumidor.

La historia, es algo que particularmente a todos nos gusta y más si podemos ser participe de ella o al menos, sentirnos identificados con la misma. Una buena historia emotiva, conmueve a cualquiera. Cuando compramos marcas intervenimos en la historia que nos cuentan, las grandes marcas logran que nos sintamos importantes.

El diseño hace referencia a todos los aspectos de manufactura de un producto, no solo los aspectos visuales. El diseño es tanto la etiqueta como el contenido de la botella, los aspectos prácticos además del nombre, la esencia y la superficie.

El Precio es un aspecto vital, aunque no el más obvio. La disputa en los precios es crucial para la competencia de las marcas, sin embargo, se debe ser cuidadoso, las estrategias a corto plazo que se basan en reducción de precios, pueden tener consecuencias contra producentes a largo plazo.
Las relaciones con el consumidor, representan los esfuerzos que emprenden las empresas para hacer que cada uno de ellos se sientan atendidos, contentos y especiales. Esto es fundamental, más aún en un mercado tan competido como el actual, la diferencia muchas veces se logra en el servicio al cliente y en la post-venta.

En la actualidad, el proceso de marca es aplicable a todo; productos, empresas, lugares, servicios y hasta a ti mismo. Como consecuencia de los últimos cambios de finales del siglo pasado, como la caída del Bloque Soviético, el surgimiento de la World Wide Web, el boom económico de Asia, la unificación de Europa, y ya en este milenio el 11 de Septiembre; han generado cambios en el estilo de vida del consumidor, o sea, de todos nosotros y durante este período el término “marca” empezó a aplicarse a casi todo y para demostrarlo les dejo una serie de ejemplos que apoyan esta afirmación.

Miguel Angel González R.-

REFERENCIA BIBLIOGRAFICA:
Matthew Healey. (2008). ¿Qué es el Branding? Editorial Gustavo Gili. Barcelona, España.
Timothy Samara. (2007). Los Elementos del Diseño. Editorial Gustavo Gili. Barcelona, España.
Chris Cook. Historia Universal. http:// www.portalplanetasedna.com.ar/revolucion_industrial.htm


Por: Miguel Angel González



Desplazar información Imprimir